Bostezos

marzo 18, 2011

Algunos tips que debemos saber acerca de los bostezos:

Primera afirmación: “Los bostezos son contagiosos”. VERDADERO.

Cuando alguien ve a una persona bostezar, oye a alguien bostezar, lee algo sobre el bostezo o cuando piensa en un bostezo, automáticamente bostezan.

Segunda afirmación: “Los bostezos incrementan la cantidad de oxígeno en nuestro cuerpo”. FALSO.

Existen explicaciones médicas acerca del bostezo. Cuando bostezamos limpiamos el cerebro, porque liberamos el fluido cerebroespinal. Los bostezos están controlados por partes muy profundas de la mente, porque algunas personas con lesiones cerebrales no pueden mover la boca de forma intencionada, pero pueden abrir la boca automáticamente para bostezar.

CLASIFICACIÓN DE LOS BOSTEZOS

  • Bostezos de aburrimiento: Provocados por tareas monótonas, inactividad, cansancio y aburrimiento. Estos bostezos son los más comunes.
  • Bostezos de transición: Ocurren cuando la gente cambia de un tipo de actividad a otra. Los bostezos son un gesto delator de actividad. Ej. Cuando vemos a alguien que está leyendo un libro y bosteza, sabemos que va a hacer otra actividad.
  • Bostezos de tensión: Ocurren cuando la gente está tensa, cuando tienen a una persona dominante cerca que le provoca una sensación incómoda. Esta clase de bostezos son una respuesta al estrés.
  • Bostezos de amenaza: Tanto en los animales como en los humanos, la tendencia dominante suele verse reflejada por un bostezo, que simboliza amenaza.

_________________________________________________________

Plus: La clásica corbata roja del ex Presidente de los Estados Unidos. Las corbatas de color rojo simbolizan siempre: “El que manda”. (Sean prudentes los empleados dentro de eventos, cenas de gala y reuniones donde se use traje.)

El origen de la seña “Fuck you”

diciembre 20, 2010

Antes de la batalla de Agincourt en 1415, los franceses, que anticipaban su victoria frente a los ingleses, propusieron cortarle el dedo del medio a cada uno de los prisioneros de guerra, ya que sin ese dedo sería imposible disparar los famosos arcos de flechas británicos y, por lo tanto, dejarían de usar un arma importantísima en futuras batallas. Estos arcos estaban hechos con la madera del árbol de tejo. El acto de lanzar flechas era conocido vulgarmente entre los soldados ingleses como “halar el tejo”, refiriéndose a dicho árbol.
Para sorpresa de los franceses, los ingleses ganaron la batalla y luego dieron muestras de que conocían sus planes secretos, ya que comenzaron a mostrarles el dedo del medio en sus narices, mientras decían mofándose de los prisioneros: “todavía podemos halar el tejo”. Y fue así como surgió esta costumbre que luego se extendió por el mundo como muestra de burla, sarcasmo y desafío.

‘The Battle That Made England’. Little Brown & Co., 2006