Nadal – Djokovic: Las dos caras de una misma moneda.

No hay que ser muy experto para darse cuenta qué es lo que está pasando por la cabeza de éstos dos deportistas, pero sí vale la pena analizar un poco el por qué de sus posturas.

La posición de brazos cruzados tiene muchos significados, pero en este caso representa no sólo el enojo de Nadal consigo mismo, sino, una manera de poner un obstáculo entre la gente y él.  En estas situaciones los deportistas no quieren escuchar palabras, ni siquiera de consuelo. Necesitan estar con ellos mismos, solos. Es por eso que Nadal forma una barrera con sus brazos, para así poder mantener distancia. Una posición netamente defensiva.

También se puede apreciar una ligera separación de las piernas. Esta posición se denomina PIERNAS EN FORMA DE “V”. Es una posición que indica dominio, debido a que amplía el volumen de su cuerpo y ocupa más lugar en el espacio. Por otro lado lo ayuda a reforzar su masculinidad, ya que parado de esa manera expone sus genitales.

La cara de Rafael Nadal contiene mucha información, gracias a que él no la desea transmitir. Él es una persona muy expresiva con su rostro, y en este caso se está forzando para no demostrar angustia, tristeza y enojo. Es por eso que su cara está prácticamente sin expresión, pero tensa. Lo que no quiere decir que no comunique.

La figura general de Nadal está forzada. La parte inferior de su cuerpo intenta parecer dominante para no demostrar debilidad en público, pero el cuerpo es inteligente, y automáticamente lo dispara por otro lado. A medida que subimos la vista, es más fácil identificar lo que siente.

Djokovic, por otro lado, refleja una postura plenamente triunfal y dominante. La posición que adopta se denomina, “POSICIÓN DE AMBOS BRAZOS EN JARRA”

La posición con ambos brazos en jarra hace que al tener los dos codos hacia afuera, provoque un efecto expansivo en su torso, lo que demuestra una figura más amenazadora.

Los codos son una excelente herramienta de ataque ya que son duros y sirven no sólo para golpear, sino para apartar a alguien de nuestro camino y abrir paso entre la gente sin provocar la ofensa a la que llegaríamos si usáramos nuestras manos. El mensaje de los codos es clave: Amenazan a la gente sin que ésta sea totalmente consciente de las circunstancias.  Una postura clásica del monarca Enrique VIII.

El rostro de Novac Djokovic se encuentra con el mentón elevado, la mirada hacia abajo y la boca entreabierta. Este gesto es una expresión de orgullo, superioridad y digna de alguien que quiere demostrar que es capaz de manejar su destino. Por un lado expone el cuello, que es una zona vulnerable de todos los animales, y por otro lado el hecho de levantar el mentón y mirar hacia abajo, lo ayuda a proyectar (no conforme con su 1,86 m.) una imagen de una persona más alta, que es asociado socialmente con un alguien potencialmente peligroso. Su cara expresa mucho y está relajada. Lo que está transmitiendo, lo está sintiendo. Es genuino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: