Acerca de las miradas

Muchas veces escuchamos o decimos frases como “Por qué me mirás así?”, “Me di cuenta por su mirada”, “Que mal que me miro esa persona”, pero no tenemos bien en claro qué es lo que hace que la mirada provoque un efecto en nosotros. El ojo siempre es el mismo pero la manera en que sus pupilas cambian el tamaño y los movimientos que una persona hace con sus ojos, pueden modificar el comportamiento de un interlocutor, u observador.

Personalmente la frase “Los ojos son la ventana del alma” me gusta mucho y me parece acertada. pero siempre y cuando seamos cuidadosos al momento de interpretar una mirada

La manera en que una persona mira, habla de su personalidad dominante o sumisa. Los subordinados, personas muy vergonzosas o tímidas, se caracterizan por no poder matenner un contacto visual prolongado con una persona más dominante. Es frecuente ver cuando un padre reta a un hijo o un jefe a su empleado, que llega un momento que estos no pueden tolerar la mirada de quien es dominante en esa situación y proceden a bajar la vista para intentar calmarse, casi siempre acompañado de una inclinación del mentón hacia abajo. Este tipo de se denomina gesto delator de sumisión.

Curiosamente, las personas sumisas no pueden mantener contacto visual con superiores o personas que admiran, pero si pueden, quedarse observándolos mientras ellos están concentrados en otra cosa, y cuando se vuelven a encontrar las miradas, el subordinado instantáneamente aparta la vista. Por eso se dice que las personas sumisas pasan mas tiempo mirando a las dominantes cuando ellas no las observan, que viceversa.

Existen también, miradas que demuestran aprobación y muchas veces inseguridad como por ejemplo cuando el encargado de una empresa habla al frente de los empleados diciendo: “Nuestra empresa ha incrementado sus ventas este año en un %60” e instantánea e inconscientemente aparta la vista de sus empleados para mirar al jefe buscando aprobación y respaldo de lo que dice.

Podemos también darnos cuenta cuando una persona esta haciendo memoria acerca de un hecho pasado, o algo que necesite refrescar para poder decirlo de manera acertada, tan solo con mirar el movimiento de sus ojos. Para explicar esto les voy a dar un ejercicio así lo comprueban por sus propios medios.

Elijan a una persona para hablar con ustedes. Siéntense o párense al frente de ella y díganle que van a hacerle una serie de preguntas que tiene que contestar. Comiencen diciéndoles: “Cómo te llamas?” (Fíjense que sus ojos se van a mantener enfocados en ustedes), “Cuántos años tenés?” (Cualquier persona que se acuerde de su edad los va a seguir mirando fijamente), “Decime tu número de teléfono al revés”. (Acá es cuando la persona aparta la vista mientras empieza a decir de a poco y con dificultad los números. Si lo dice al revés, sin problemas y sin apartar la vista, ya lo practicó anteriormente).  Cada vez que nosotros le hacemos una pregunta a una persona y esta necesite hacer memoria, va a apartar su vista de nosotros (Y acompañarlo generalmente con movimientos de manos, lo que nos da la pauta que aparte de hacer memoria, esta ansiosa). Ejemplo: Dos personas en un café mientras hablan acerca de una persona, una de ellas dice “Cómo era el nombre de esa mujer? Lo tengo en la punta de la lengua!” (Mientras hace memoria, desvía la vista y hace varios golpecitos cortos y rápidos a la mesa con su mano”).

Muchos insisten en que las personas suelen apartar la vista de su interlocutor cuando están mintiendo. Esto no es siempre así. Cuando una persona aparta la vista de su interlocutor, ante una pregunta, está haciendo esfuerzo para acordarse la respuesta (o a veces inventarla), pero no es matemático, hay muchos criterios a tener en cuenta cuando una persona esta mintiendo, no solo sus ojos. Usualmente la persona que miente, mantiene la mirada fija en su interlocutor para ver si este está creyendo su mentira.

La dilatación de las pupilas es un tema muy delicado. Las pupilas nos brindan información muy importante acerca de lo que siente una persona, pero debemos ser cautelosos al analizar. Como todos sabemos, las pupilas se contraen y se dilatan con la luz y con la oscuridad respectivamente, pero hay otros casos mas interesantes en que las pupilas varían su tamaño:

Cuando una persona está nerviosa o alerta, se dispara el sistema nervioso simpático, que hace que se libere adrenalina a la sangre para producir más y así enviarla a los músculos del cuerpo para prepararse por ejemplo, para una huida y dejando en un segundo plano, la irrigación sanguínea para una eventual digestión, por eso cuando estamos nerviosos se producen dolores en el estómago, el cuerpo ve como prioridad la huida y no la digestión. En este estado de nerviosismo las pupilas se dilatan para poder ver más lejos (por eso cuando estamos nerviosos es difícil enfocar la vista para leer de cerca). Pero por el contrario en un estado de relajación, se activa el sistema nervioso parasimpático que actúa completamente al revés. Las pupilas se encuentran contraídas y una lectura, por ejemplo nos resultaría más fácil de realizar al igual que la digestión.

Las pupilas dilatadas no solo las vemos en un estado de nerviosismo, sino también en una persona que está bajo los efectos de las drogas, con un grado alto de excitación sexual o simplemente al estar bajo los efectos de un fondo de ojo. Por esto mismo no podemos adjudicar un estado de ánimo sólo al tamaño de la pupila, porque si se combinan un alto grado de excitación, con la luz del sol, la conclusión respecto a nuestra pareja no sería la mejor; o tampoco podríamos decir que una persona está nerviosa porque sus pupilas están dilatadas, cuando por ejemplo ha recibido gotas para realizarse un fondo de ojo para un estudio oftalmológico.

Las miradas son muy interesantes, hay mucha información en ellas, pero debemos saber que el lenguaje corporal funciona en el ser humano como un todo. Querer hacer una interpretación de una emoción o del comportamiento de una persona, sólo guiándonos solo por una parte de su cuerpo, nos aleja cada vez más de la realidad.

Una respuesta to “Acerca de las miradas”

  1. Verónica Says:

    Muy interesante. Copio el último párrafo en una entrada de mi blog
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: