El lenguaje corporal en momentos de agresión

El estado de relajación es el estado natural del cuerpo humano, pero como sabemos, lo que sucede en nuestro cuerpo es una consecuencia de lo que sucede en nuestra mente. Cualquier situación que produzca tensión en el cuerpo, genera un momento de anti naturalidad para el ser humano. Una persona que esté preparada psicológicamente para afrontar momentos de tensión, puede controlar su mente y por lo tanto mantener su cuerpo relajado; pero por el contrario, una persona que no sabe manejar sus emociones, reacciona como los animales: con su instinto.

Planteemos una situación de tensión que puede llegar a suceder diariamente: Un agresor y una víctima. Una persona se acerca a otra con intenciones de hacerle daño. Vamos a analizar las dos partes. Cómo es el lenguaje corporal de un potencial agresor? Como es el lenguaje corporal de una víctima?

El lenguaje corporal de un agresor, por más tranquilo que parezca, siempre tiene indicadores de un posible ataque, y no necesariamente físico.

El cuerpo puede parecer relajado, o bien estarlo, pero pocos son capaces de dominar los músculos de su cara.

La clave esta en sus ojos y boca. La mirada es penetrante, los ojos se mantienen bien abiertos, con los parpados tensos, pero con las cejas bajas e inclinadas, con la parte interna hacia abajo y la cabeza también hacia abajo (cualquier mirada con la mirada fija y la cabeza hacia abajo denota hostilidad). Con respecto a la boca, los labios se mantienen tensos, a veces apretados y muchas otras veces se ponen tan tensos que da la sensación de que se volvieran mas finos, por lo que se deja ver parte de la dentadura.

Otro tipo de expresión que es indicador de una posible personalidad violenta se da cuando la persona, mientras habla, eleva el mentón, inclinando levemente la cabeza hacia atrás, y siempre manteniendo fija la vista en su víctima.

Con respecto al resto del cuerpo, el pecho generalmente se matiene descubierto, con una posición bien erguida y los brazos al costado (el pecho y toda la parte delantera del cuerpo son, en una pelea, la parte más vulnerable, por lo que mantenerlo descubierto habla de una persona que está preparada para recibir un ataque y lo mantiene libre porque se siente superior o tranquila) manteniendo siempre los pies separados un poco mas de lo normal. (Posición muy común en los patovicas o seguridad privada.)

Los brazos y las piernas cumplen una función clave dentro del lenguaje corporal, esto es porque en una situación de tensión, el cuerpo reacciona naturalmente con dos posibles acciones: huir o pelear, por eso se traslada una mayor cantidad de flujo sanguíneo a las manos (para pelear) y a las piernas (para huir), en este tipo de situaciones podemos ver que generalmente los agresores mantienen los puños cerrados y apretados.

Una posible victima, si se decide a responder al ataque, su lenguaje corporal va a ser igual al de un agresor. Pero en el caso sentirse en inferioridad de condiciones, vamos a ver gestos delatores de control de distancia, como por ejemplo, dar pasos hacia atrás con cada paso que el agresor da hacia adelante, mantener los brazos cruzados, en modo inconsciente de defensa de su cuerpo, una mano cerca de la cara, para poder defender rápidamente un ataque a su rostro, o bien con un brazo adelante (o ambos, en muchos casas) intentando mantener distancia, pero siempre sin tocar al agresor, ya que el contacto físico en una situación de tensión, incita a la pelea.

Una persona que se siente agredida y no quiere pelear, tiende a orientar su cuerpo hacia un posible lugar de salida, su cejas se mantienen al revés que las del agresor, con la parte interna hacia arriba, los parpados tensos y la mirada no tan penetrante pero pendiente del agresor y de una posible vía de escape, siempre gesticulado con movimientos que  intentan mostrar las palmas de las manos (indicador que hace referencia a estar desarmado, por lo tanto indefenso). La mayor cantidad de irrigación sanguínea va hacia las piernas, como dije anteriormente, para poder tenerlas preparadas para huir.

Para concluir debemos saber que el lenguaje corporal de los agresores es siempre el mismo, así sean personas violentas que golpean a sus parejas en el hogar, peleadores de la calle, asesinos seriales, etc. La situación de violencia genera tensión la cual activa determinados músculos y hace que el cuerpo proceda de una manera común para la mayoría de los hechos violentos.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: